Distintivos al Mérito de la Juventud Hitleriana

Extraido del libro La Juventud Hitleriana.  De Gregorio Torres Gallego. Editorial Galland Books, Valladolid, 2013.

Las recompensas más famosas de cuantas se entregaron a los miembros de la HJ fueron los Distintivos al Mérito. Ello es debido sin duda a que se concedieron en grandes cantidades, por lo que es fácil verlas sobre el pecho de muchos chicos y chicas del movimiento juvenil nacionalsocialista en las fotos y documentales de la época.

Existió un modelo distinto de estos Distintivos al Mérito (Leistungsabzeichen) para cada una de las secciones de la organización. Veámoslos:

-El Distintivo al Mérito de la HJ se entregó a los chicos de quince a dieciocho años, si bien durante un cierto tiempo sirvió también para premiar a los militantes del Jungvolk, menores de dicha edad. Se instituyo en mayo de 1934 y basó su diseño en la runa de Tyr, con forma de flecha apuntada hacia arriba. Sobre dicha runa se sitúa en el centro una cruz gamada y, alrededor de ésta, formando un círculo, la inscripción “FÜR LEISTUNGEN IN DER H.J.”. El conjunto, fabricado en metal, medía 51×30 milímetros y, según las fechas y el hecho de que su portador tuviera más distinciones o no, debía colocarse sobre el bolsillo derecho o el izquierdo. El distintivo se entregaba cuando los chicos conseguían superar satisfactoriamente una serie de pruebas (atletismo, gimnasia, ejercicios de campo y conocimientos políticos) cuyos resultados iban anotándose a lo largo de todo un año en un cuadernillo personal (Leistungsbuch). Cuando se lograban superar ciertos umbrales mínimos en cada prueba se tenía derecho al Distintivo, el cual, según la edad del militante, era de tres clases: Negro (quince años, y entre 1934 y 1935 también para miembros del Jungvolk de más de doce años), Bronce (dieciséis años) o Plata (diecisiete y dieciocho años). El reverso llevaba grabado el número de concesión, habiéndose entregado un total de unos cuatrocientos mil ejemplares de estas recompensas. Los distintivos de repuesto en lugar del número solían llevar una letra “B”. Además existió también una versión en tela que se cosía sobre el pecho de la camiseta de deporte.

– El Distintivo al Mérito del Deutsche Jungvolk se instituyó en septiembre de 1935 como premio específico para militantes de doce a catorce años, que hasta entonces venían optando a la versión en Negro del Distintivo al Mérito de la HJ. En este caso el diseño era similar al ya descrito, con la sustitución de la runa de Tyr por la de la victoria, que era la insignia característica del Jungvolk. Además la inscripción se modificó levemente, pasando a ser: “FÜR LEISTUNGEN IM D.J.”. Los test a los que se sometían los chicos para conseguirlo variaban ligeramente de los de sus camaradas de mayor edad y, además, se requerían marcas más modestas para optar a la distinción. Sus dimensiones eran de 45×33 milímetros, también llevaban en el reverso el número de concesión grabado y sólo hubo una clase, de color plateado. Se confeccionaron ejemplares en tela para la camiseta de deporte, y se otorgaron más de ciento cincuenta mil ejemplares.

– El Distintivo al Mérito de la BDM se instituyó en 1934 para premiar a las chicas de quince a veintiún años de edad. Para conseguirlo las muchachas tenían que tener anotadas en su Leistungsbuch unas buenas puntuaciones en los test de enfermería, tareas domésticas, atletismo y educación política. El diseño consistía en un rectángulo metálico de 23×14 milímetros, sobre el cual figuran troqueladas las iniciales “BDM”. Tras dicho rectángulo, sobresaliendo 2 milímetros por cada uno de sus laterales, se colocaba una plaquita forrada con una cinta con las tres bandas roja-blanca-roja de la bandera de la HJ. Todo el conjunto se cerraba por atrás con una placa metálica sobre la que se colocaba un alfiler, llevando grabado habitualmente el número de concesión y, como en los distintivos anteriormente descritos, el anagrama del RZM y la clave alfanumérica del fabricante. La versión en Bronce era la básica, existiendo una en Plata para las chicas que superaran el último nivel de exigencia de su Leistungsbuch. En total se concedieron unos ciento veinte mil distintivos de ambas clases.

– El Distintivo al Mérito de la Jungmädelbund, para chicas de doce a catorce años tenía un diseño parecido al de la BDM. Se trataba de un rectángulo metálico de 20×14 milímetros, en color plateado y de esquinas achaflanadas, con las letras “JM” troqueladas en su interior, llevando de fondo una cinta roja. El reverso, al margen del típico alfiler y de los marcajes del RZM, solía llevar también el número de concesión marcado. Se entregaron unos sesenta mil desde que fue instituido en 1940.

Para las chicas no existió una versión en tela de sus distintivos, por lo que no pudieron lucirlos en su ropa deportiva.

Dentro de esta amplia serie de Distintivos al Mérito de las Juventudes Hitlerianas existió también una categoría especial para el cuerpo de líderes de la organización: el Distintivo Dorado de Deportes de la HJ. Se instituyó en marzo de 1938 y se concedieron en poco más de diez mil ocasiones, aunque se fabricaron ejemplares numerados al menos hasta el 14.999. Su diseño básico era el del Distintivo al Mérito de la HJ, con la runa de Tyr, pero el cuerpo principal iba adherido a una base circular cerrada por una guirnalda de hojas de roble con fondo esmaltado en negro, siendo todas las superficies metálicas de color dorado. Sus dimensiones eran de 51×37 milímetros. El reverso llevaba el número de concesión, excepto cuando se trataba de ejemplares de repuesto, que llevaban grabada una letra “B”, como era habitual. Para conseguirlo había que tener un rango superior al de jefe de compañía (Gefolgschaftführer), superando con buena puntuación una serie de pruebas de atletismo, natación, tiro y marcha. No se conocen versiones bordadas para camiseta deportiva, pero sí existen miniaturas de solapa de gran calidad para ropas civiles.

 

Publicado en Piezas.